ANTONIO VALLS: “NO INNOVAR PUEDE SUPONER EL FIN DE UNA ACTIVIDAD COMERCIAL”

El experto en marketing ha aportado en Eurobrico las claves que, a su juicio, son necesarias para mejorar e innovar en el punto de venta

 MG 4288La innovación en los puntos de venta de bricolaje es tan importante que, si no se lleva a la práctica, puede acabar con el negocio. Esta es una de las opiniones que Antonio Valls, Managing Director de SystemShop Consulting, ofreció ayer en Eurobrico, transmitió a los profesionales una serie de consejos sobre lo que se entiende como innovación, dónde y cómo aplicarla, referido especialmente a los negocios de bricolaje.

Valls indicó que es necesario llevar a la práctica las ideas innovadoras que se plantean, y ha cifrado en 19 los puntos clave para poder innovar en el punto de venta. Algunos de ellos son tan relevantes como el color o la imagen corporativos, “ya que es lo que más retiene el cliente, es el ADN de la empresa”, junto con la entrada al establecimiento, que en su opinión, “debe ser un espacio de transición que prepare al cliente para la compra”. Valls también recomendó cuidar especialmente el sonido ambiente, la iluminación o la rotulación, así como las líneas de caja, que han de ser ágiles y con personal preparado. También apostó por superar la división almacén-tienda, para reducir costes por metro cuadrado y la cantidad de stock.

Sobre el precio, Valls entiende que la igualdad de precio hace difícil la venta, por lo que hay que acompañarlo de extras de ambientación, eficacia o prescripción, y huir de las guerras de precios que, es su opinión, “desprestigian a los puntos de venta”. Además, añadió que “el low cost no es una moda, sino el futuro, por lo que hay que innovar para implantarlo”. Antonio Valls también aportó las que, bajo su criterio, deben ser unas actitudes correctas hacia la innovación, que abarcan todos los ámbitos de la actividad comercial, desde la “seducción del cliente” y la aceptación de sus críticas hasta la relación con los proveedores, “que debe ser no de enfrentamiento, sino de alianza”.

En relación a las tendencias futuras de la actividad comercial Valls señaló que “nos encaminamos hacia una experiencia de compra más humana”, gracias a la cual se va a recuperar la figura del comercio de proximidad, que puede aportar un trato más cercano y un conocimiento muy profundo del cliente habitual. También advirtió que el cliente “va a ser cada vez más exigente y más maduro”, cosa que obliga a estar innovando constantemente para atraer su atención y a disponer de personal muy preparado “que conozca y prescriba el producto que está vendiendo”.

Valencia, viernes 05 de octubre de2012

.